No hay secretos. Ni milagros.

cocacola-adelgazaMOS

Cada vez que veo en la tele a la típica señora cargante contando que la dieta de la alcachofa elimina blablablá, sólo tengo ganas de ir a plató y decirle…

Su dieta de la alcachofa no es mejor
que mi dieta de la panceta

Y no miento, ambas lo son: Son dietas igual de estúpidas; una por su clara insostenibilidad y otra por… lo mismo, pero disfrutando al 1000%! Coñas a parte, no creo en las dietas milagro, y ya las pautas alimenticias que estoy llevando, bastante milagro me parecen, siendo siempre consecuentes… ¡Así uno toda la vida no puede estar!

Creo que el éxito de este camino se basa en aprender a disfrutar de las nuevas pautas, sin complejos estúpidos. Claro que adoro el chuletón de vaca vieja, nos ha jodío… e hincharme a Ligeresa con casi cualquier cosa, somo si no hubiese un mañana… Pero si algo me llevo de todas estas semanas, es aprender a disfrutar con lo que tomo cada día.

Por ejemplo: disfrutar de las judías con cebollita y zanahoria bien picadita, cada vez más…

Aquí hay rotura cromática… maravillosa!! Mejilloncitos ricos del menú Insua Light

O de casi cualquier pescado a la parrilla, con un vegetal acompañando tanto para darle color como sabor…

Merlucita con su tomatito… el limón es un complemento decorativo, ¿no? :p

Y con todo esto aprendido, aprovecho para felicitar a cocacola por su campaña de poner nombres a las latas: sigue demostrando lo #TontoLatas que seguimos siendo como consumidores y lo fácil que es motivar al respetable. Un 10, hoygan.

2 Comments

Leave a Comment.